sábado, 23 de enero de 2016

¿Quien se ha llevado mi queso?

Es una obra corta y sencilla que narra en un estilo metaforico como superar el miedo al cambio y como adaptarse a lo nuevo y no apegarse en extremo a lo que se disfruta en el momento. A traves de una simple pero ingeniosa metafora: unos ratones y unos liliputieneses que viven en unos tuneles en los que en ocasiones se pueden encontrar habitaciones o estancias con mas o menos cantidades de queso. A estos personajes, en un momento dado se les termina el queso. Los ratones, sin mas se ponen a explorar los laberintos en busca de otras fuentes de queso mientras que los liliputienses se resisten al cambio y de entrada prefieren quedarse en la habitacion con el queso agotado lamentandose. En realidad de la obra se saca una gran enseñanza: el cambio es duro, pero es bueno o al menos necesario. Es cierto que es duro buscar una pareja nueva o un trabajo nuevo, pero no ganamos nada quejandonos de que hemos perdido lo que teniamos. Y al igual que cuando los liliputienses se ponen a buscar por los oscuros y frios tuneles, una vez nos ponemos a buscar nuevas oportunidades en la vida nos sentimos mejor. Y lo mejor de todo es que es cuestion de tiempo que demos con una buena fuente de queso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario